Tecnologías

GPU Boost 1.0
divider

Tecnología GPU BOOST 1.0

GPU BOOST extrae hasta el último bit de capacidad de las tarjetas gráficas y maximiza las frecuencias de cuadro de cada juego.

Antes de GPU Boost, las GPUs se veían frenadas por pruebas de rendimiento sintéticas que forzaban el consumo de energía al extremo, mucho más allá de los niveles que se observaban habitualmente durante la ejecución de juegos. Este “escenario límite” nos obligó a regular el consumo de las GPUs y dejar cierta capacidad extra de reserva. GPU Boost resuelve el problema controlando constantemente el consumo de energía y las temperaturas del sistema para ayudar a la GPU a utilizar cada bit de rendimiento sin superar los límites de seguridad y comodidad.

 

NVIDIA GPU Boost 1.0 utiliza la potencia disponible

 

AJUSTE DINÁMICO DE LAS FRECUENCIAS DE RELOJ

Gracias a las innovaciones de software y hardware introducidas por las GPUs de la serie GTX 600 y su arquitectura Kepler en 2012, cada juego y cada aplicación pueden ejecutarse a una frecuencia de reloj base garantizada. Pero, si hay potencia extra disponible, se activa una función de aceleración que aumenta las frecuencias del reloj hasta que la tarjeta gráfica alcanza su objetivo de potencia (por ejemplo, 170 vatios en el caso de la GTX 680). Este ajuste dinámico de las frecuencias se controla mediante la función GPU Boost 1.0, que monitoriza una gran cantidad de datos y efectúa cambios dinámicos en las frecuencias y los voltajes varias veces por segundo para maximizar el rendimiento en cada aplicación.

Pero no termina ahí. Los ingenieros de NVIDIA han introducido mejoras en GPU Boost 1.0 y han publicado la versión GPU Boost 2.0 para las tarjetas gráficas de la serie GTX 700 y posteriores.