Noticias

NVIDIA nos conduce al coche del futuro con los ordenadores de a bordo NVIDIA DRIVE

Los sistemas DRIVE PX y DRIVE CX, basados en el procesador Tegra X1, introducen capacidades de visión computarizada, aprendizaje profundo y procesamiento gráfico sin precedentes en los coches

Más información:
Sebastien Januario
Product Public Relations Coordinator
Portugal / Spain
Tel: +33 (0) 1 55 63 16 51
Sjanuario@nvidia.com

NVIDIA Drive powered by Tegra X1
NVIDIA Drive powered by Tegra X1

LAS VEGAS—CES—4 de enero de 2015—Hoy NVIDIA hoy ha acercado un poco más al futuro de los coches autónomos con la presentación de los ordenadores de a bordo NVIDIA DRIVE™, que incorporan funciones sin precedentes de visión computarizada, aprendizaje profundo y visualización gráfica en el salpicadero.

La compañía de gráficos ofrecerá dos clases de plataformas: NVIDIA DRIVE PX, destinada a desarrollar funciones de conducción automática y NVIDIA DRIVE CX, cuya misión será proporcionar los salpicaderos digitales más avanzados del mercado. Estos ordenadores, especialmente diseñados para automoción, se basan en la misma arquitectura que utilizan los superordenadores más potentes de la actualidad.

Según Jen-Hsun Huang, CEO y socio fundador de NVIDIA, “La supercomputación móvil será esencial para los coches del futuro. La integración de numerosas cámaras y pantallas en los vehículos hará que cada vez puedan ver y entender mejor el entorno que los rodea. Conducir hasta su dueño desde el aparcamiento, detectar situaciones de peligro y sortearlas... Los vehículos del mañana harán cosas asombrosas que parecerán dotarlos de inteligencia. Los progresos en el campo de la visión computarizada, el aprendizaje profundo y los gráficos por fin han puesto este sueño a nuestro alcance”.

“NVIDIA DRIVE acelerará la revolución de los coches inteligentes poniendo la capacidad de visualización computacional de los superordenadores al servicio del conductor”. 

NVIDIA DRIVE PX
La plataforma de desarrollo de sistemas de conducción automática NVIDIA DRIVE PX proporciona los cimientos técnicos para una nueva clase de vehículos basados en los logros recientes en el campo de la visión computarizada y el aprendizaje profundo.

DRIVE PX aprovecha la potencia del nuevo superchip NVIDIA® Tegra® X1 para móviles, diseñado con la última arquitectura gráfica Maxwell™ para proporcionar más de un teraflops de capacidad de procesamiento, más que el superordenador más rápido de hace 15 años. Está formado por dos superchips Tegra X1, admite hasta 12 cámaras de alta resolución y puede procesar hasta 1,3 gigapíxeles por segundo.

Su capacidad de visión computarizada ofrece la posibilidad de introducir funciones de aparcacoches automático, lo que permitiría al vehículo encontrar un aparcamiento libre y estacionar por sí solo, sin la intervención del hombre. Aunque es cierto que los sistemas actuales ya ofrecen funciones de aparcamiento asistido, NVIDIA DRIVE PX permite al vehículo encontrar sitios libres en áreas de estacionamiento, aparcar por sí solo e ir en busca del conductor cuando éste le llama desde un smartphone.

La capacidad de aprendizaje profundo de DRIVE PX hace que el coche pueda diferenciar varios tipos de vehículos y distinguir, por ejemplo, entre una furgoneta de reparto y una ambulancia, un coche de policía y un sedán normal, o un coche aparcado de otro que va a incorporarse a la vía. Por tanto, un vehículo autónomo puede captar detalles sutiles y reaccionar ante las circunstancias tal y como haría un conductor humano.

NVIDIA DRIVE CX
El ordenador de visualización NVIDIA DRIVE CX es una solución formada por hardware y software que proporciona gráficos avanzados y visión computarizada para navegación, infotenimiento, cuadros de instrumentos digitales y monitorización del conductor. También facilita visión circundante, que asegura una vista de 360 grados del entorno del vehículo en tiempo real y sin distorsiones, lo que resuelve el problema de los puntos muertos y puede sustituir los retrovisores físicos por retrovisores digitales inteligentes.

El DRIVE CX está disponible con el procesador Tegra X1 o Tegra K1 y software testado en carretera, y puede manejar hasta 16,8 millones de píxeles en múltiples pantallas, lo que supera en más de 10 veces la capacidad de los modelos actuales.

Firme apoyo del sector
Ricky Hudi, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo eléctrico/electrónico de AUDI AG, explica el interés de la compañía por el sistema: “Audi y NVIDIA comparten la creencia de que el aprendizaje automático es un avance importante para nuestra tecnología de conducción pilotada zFAS. Por tanto, Audi considera el DRIVE PX como una herramienta crucial para sus actividades de investigación y desarrollo”.

Thilo Koslowski, vicepresidente y analista distinguido de Gartner, habla así del futuro de la automoción: “La fabricación de automóviles inteligentes necesita soluciones de procesamiento de alta capacidad que posibiliten la compleja fusión de datos de distintos sensores y un sistema de aprendizaje automático innovador. Esto creará una nueva clase de vehículo perceptivo y, en última instancia, autónomo capaz de detectar, valorar la situación, comprender y reaccionar en función del contexto y la situación de sus ocupantes”.

Disponibilidad
Ambas plataformas, NVIDIA DRIVE PX y DRIVE CX, incluyen numerosos módulos de software de NVIDIA y otras empresas. Los dos ordenadores estarán disponibles durante el segundo trimestre de 2015.

Si quieres mantenerte al corriente de las novedades de NVIDIA:


NVIDIA
NVIDIA (NASDAQ: NVDA) lleva desde 1993 impulsando el arte y la ciencia de la visualización computacional. La tecnología de la compañía está convirtiendo un mundo repleto de pantallas en un universo de exploración interactiva abierto a todos, desde aficionados a los videojuegos hasta científicos, grandes empresas y consumidores. Más información en www.nvidia.es/page/press_room.html y http://blogs.nvidia.com.

###

Algunas afirmaciones hechas en esta nota de prensa, incluidas (a título meramente enunciativo) las que se refieren a: las características, las ventajas y la disponibilidad de los ordenadores NVIDIA DRIVE PX and NVIDIA DRIVE CX, así como las características del procesador NVIDIA Tegra X1, son estimaciones de futuro sujetas a riesgos e incertidumbres que podrían materializarse de forma distinta a lo esperado. Entre los factores que podrían provocar unos resultados distintos a los esperados se incluyen: la situación de la economía mundial, nuestra dependencia de otras empresas para fabricar, ensamblar, empaquetar y probar nuestros productos, los efectos del desarrollo tecnológico y la competencia, el desarrollo de nuevos productos o tecnologías, o la mejora de nuestros productos y tecnologías, la aceptación de nuestros productos o los de nuestros partners por parte del mercado, los posibles defectos de diseño, fabricación o software, los cambios en la demanda y las preferencias del mercado, los cambios de las interfaces y los estándares del sector, la pérdida inesperada de rendimiento de nuestros productos o tecnologías al integrarse en los sistemas y otros factores publicados de forma regular por NVIDIA en informes (como el modelo 10-Q correspondiente al trimestre fiscal cerrado en octubre de 2014) que se hallan en poder de la comisión del mercado de valores de Estados Unidos (Securities and Exchange Commission). Las copias de tales informes están disponibles en las páginas web de NVIDIA y pueden consultarse sin coste alguno. Las afirmaciones aquí realizadas no garantizan resultados futuros y solo tienen vigencia a fecha de hoy. Salvo que la ley disponga lo contrario, NVIDIA no tiene obligación alguna de actualizarlas para reflejar acontecimientos o circunstancias que puedan producirse en el futuro.

###

© 2015 NVIDIA Corporation. Todos los derechos reservados. NVIDIA, el logotipo de NVIDIA, NVIDIA DRIVE, Tegra y Maxwell son marcas comerciales o registradas de NVIDIA Corporation en los Estados Unidos y otros países. Otros nombres de empresas y productos pueden ser marcas comerciales de sus respectivos propietarios. Las características, los precios, la disponibilidad y las especificaciones están sujetos a cambios sin previo aviso.