Back

Tecnología UltraShadow

 
 
Si algo destaca en las producciones cinematográficas es su capacidad para crear atmósferas que arrastren al espectador y lo hagan sentirse como parte de la acción. En muchas ocasiones, una luz tenue y unas sombras bien logradas bastan para crear una angustiosa sensación de peligro: la sombra de un personaje que recorre una pared en la oscuridad puede ser más inquietante que cualquier efecto sonoro. Como en el cine, los juegos también necesitan usar las luces y las sombras para generar entornos envolventes donde se difumine la línea que separa la ficción de la realidad y conseguir que el jugador se sumerja de lleno en su universo virtual.

NVIDIA sigue proporcionando las tecnologías necesarias para crear atmósferas que ejerzan sobre el jugador la misma fuerza de atracción que las imágenes del cine. La tecnología UltraShadow - de NVIDIA, que incorporan los procesadores gráficos GeForce FX 5900 Ultra e y GeForce FX 5900, abre las puertas a una nueva generación de efectos de sombreado donde complejidad y alta velocidad van de la mano.

Unas sombras naturales son fundamentales para conseguir escenas verosímiles. Las complejas interacciones entre las distintas fuentes de luz y los numerosos objetos y personajes que componen una escena implican programas con multitud de pasadas. En cada fotograma es preciso analizar la relación de cada fuente de luz con los diferentes objetos. La tecnología UltraShadow, con patente en tramitación, permite introducir en los juegos actuales efectos de gran impacto visual que aportan a las imágenes un estilo único que los diferencia claramente de otros juegos existentes en el mercado.

UltraShadow agiliza notablemente el cálculo de las sombras ya que permite suprimir del análisis las partes innecesarias de la imagen. El programador puede definir una zona de la escena (lo que se suele denominar límites de profundidad) para limitar el cálculo de los efectos de luz a los objetos situados en el área especificada. Con esta operación, el proceso global de generación de sombras se acelera de forma drástica, ya que los programadores pueden ajustar con precisión las zonas esenciales de la imagen, crear efectos de gran verosimilitud y seguir manteniendo un alto rendimiento en los juegos de acción, donde la rapidez es imprescindible. Además, la generación acelerada de sombras también libera recursos que pueden asignarse a otros efectos sofisticados que consumen gran cantidad de tiempo.

Gracias a tecnologías avanzadas como UltraShadow, los desarrolladores pueden plasmar su creatividad en impresionantes escenas que rozan los límites de lo real. Ya es posible utilizar efectos de sombras complejas con múltiples fuentes de luz y alta velocidad de fotogramas sin ralentizar el juego. Si de verdad quieres conseguir la emoción del cine en tus juegos, consigue un procesador GeForce FX 5900 y disfruta de la extraordinaria potencia de UltraShadow.


 
 
 
 
FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterest