Back

Tecnología NVIDIA® UltraShadow™ II

 
 

U nas sombras naturales son fundamentales para dar verosimilitud a las escenas de los juegos, pero las complejas interacciones entre las distintas fuentes de luz, los objetos y los personajes que componen una escena implican la realización de programas muy elaborados. En cada fotograma, es preciso analizar la relación de cada fuente de luz con los diferentes objetos, lo que puede ralentizar el PC y perjudicar la ejecución del juego. Ahora, las GPU NVIDIA® GeForce™ de las series 6 y 7 incluyen la tecnología UltraShadow™ II (con patente en tramitación), gracias a la cual es posible aplicar efectos de gran impacto visual que aportan a los juegos un estilo único. En cada sistema equipado con una GPU GeForce 6 o 7, cada vez que un juego o una aplicación calcula sombras, UltraShadow II mejora el rendimiento global de esa aplicación.

Avances tecnológicos
Con el hardware UltraShadow II, cuantas más pasadas se necesitan para calcular las luces y las sombras de una escena, más evidente se hace la mejora del rendimiento, con resultados muy visibles en las escenas más complejas. Por eso, juegos de última generación que emplean gran número de fuentes de luz y objetos visibles en cada escena, como es el caso de Doom 3™ de id Software, experimentarán mejoras sustanciales en las velocidades de ejecución. Además, las mejoras tecnológicas incorporadas a UltraShadow II cuadruplican el rendimiento (con respecto a la generación anterior) de las pasadas donde intervienen volúmenes de sombras.

  Doom 3  
  Imagen cedida por cortesía de id Software, ©2004
  Los principales desarrolladores de juegos de la actualidad quieren diseñar efectos de luz complejos y verosímiles como los que se ilustran en esta escena de Doom 3.  

 

Por otra parte, la tecnología UltraShadow II puede agilizar notablemente el cálculo de las sombras porque permite al desarrollador suprimir del análisis las partes innecesarias de la imagen. Delimitando una zona de la escena (lo que se suele denominar "límites de profundidad") y restringiendo el cálculo de los efectos de luz a los objetos situados en el área especificada, el programador puede acelerar enormemente el proceso de generación de sombras. De esta forma, puede ajustar con precisión la iluminación de las zonas esenciales de la imagen, crear efectos de gran verosimilitud y seguir manteniendo un alto rendimiento en los juegos de acción, donde la rapidez es imprescindible. Por último, este sistema interactúa con la tecnología Intellisample™ de NVIDIA para garantizar la supresión de los bordes dentados en toda la imagen.

  Doom 3  
  Imagen cedida por cortesía de id Software, ©2004
  Los títulos más sofisticados utilizan UltraShadow II para crear sombras realistas que proporcionen una experiencia de juego más intensa.  

 

El resultado
Las novedosas técnicas reunidas en la tecnología UltraShadow II proporcionarán a los desarrolladores más flexibilidad de programación y toda la potencia de hardware necesaria para crear efectos nunca vistos en sus juegos y aplicaciones 3D. La introducción de efectos de iluminación más complejos se ha convertido en algo factible en la nueva generación de juegos, que ha elevado su nivel de realismo a cotas cinematográficas. El resultado son juegos con escenas y entornos de inusitado realismo que no afectan al rendimiento del PC.

 

 

Las imágenes tienen © 2004-2005 de ID Software, Inc. Todos los derechos reservados. Editado y distribuido mediante licencia por Activision Publishing, Inc. DOOM III® y el nombre id Software™ son marcas comerciales o registradas de Id Software, Inc. en los Estados Unidos y/o en otros países. Activision es una marca registrada de Activision, Inc. y sus filiales. Las restantes marcas y nombres comerciales pertenecen a sus respectivos propietarios.

 



 
 
 
 
FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterest