Back

Mapeado cúbico del entorno

 
 
Lo que cuenta son los detalles


Imagine la naturaleza sin reflejos en el agua, los metales u otras superficies brillantes. Estos pequeños detalles suponen una gran diferencia para las escenas 3D generadas por ordenador. Hasta ahora los desarrolladores han tenido que evitar el uso de superficies con reflejos o utilizar trucos complicados para obtener resultados aceptables, nunca excepcionales. El mapeado cúbico del entorno es una técnica que permite a los desarrolladores generar reflejos espectaculares con un alto grado de precisión en tiempo real y efectos de iluminación especular que permiten a los usuarios sumergirse en escenas 3D de gran riqueza.
A diferencia de otras técnicas, el mapeado cúbico del entorno ofrece reflejos con un alto grado de realismo desde cualquier ángulo sin irregularidades. En pocas palabras, imágenes espectaculares.

Mapeado del entorno: creación eficaz de reflejos
El mapeado del entorno es una técnica eficaz que calcula los reflejos en los entornos generados por ordenador sin necesidad de seguir numerosos rayos secundarios. Mediante el uso de imágenes predefinidas creadas con forma de mapa geométrico que rodea a un objeto, se pueden definir los reflejos para un solo punto en el espacio. El mapeado del entorno representa una imagen de textura del mapa de entorno basada en el vector reflejado para cada punto del objeto. Al proyectar el entorno 3D sobre un mapa de entorno 2D que rodea a un objeto, se pueden crear reflejos bastante precisos.
El mapeado del entorno permite reducir en gran medida el número de cálculos necesarios en la simulación de reflejos a la vez que genera resultados de gran calidad de imagen.
Key Features

 
 
 
 
FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterest